lunes, 24 de marzo de 2014

Libertad...

... eso es lo que se puede sentir desde lo alto del cerro de Santa Catalina.


Ahí se encuentra el Elogio del Horizonte, conocida popularmente como "Váter de King Kong" por su forma y dimensiones, cuyo autor es Eduardo Chillida. 

Fue concebida a partir de un modelo de pequeño formato, que ha ido «creciendo» hasta alcanzar 10 metros de altura y un peso de 500 toneladas. Está realizada en hormigón armado, en el propio emplazamiento, el Cerro de Santa Catalina, a partir de dos pilares que actúan como soportes de una elipse abierta. Los trabajos se iniciaron en 1989, siendo inaugurado el 9 de junio de 1990. Realizó la obra la empresa constructora "Entrecanales y Távora, S.A." con el ingeniero Jose Antonio Fernández Ordoñez. 

Con sus brazos acogedores y su cuerpo sólido y, a la vez, liviano, el Elogio parece querer lanzarse a volar. Nave de aires y mares en la que viajar con la imaginación. Paredes desnudas, frías sólo en apariencia. El cielo es el techo de esta casa común, en cuyo interior la música del viento suena. El Elogio del Horizonte es también el elogio de la naturaleza, sobre el promontorio donde hace veinte siglos un pueblo echó raíces y escogió los límites de su hogar.


Gijón late tras el elogio, que se yergue sobre un antiguo emplazamiento militar recuperado en los años ochenta por la ciudad. Ésta se derrama desde Cimadevilla hasta las fronteras interiores del concejo. Primero, la costa: a un lado, el arenal de San Lorenzo; la desembocadura del Piles, las copas más altas del parque Isabel la Católica, el paseo sinuoso del Rinconín y la casa de los sueños de Rosario Acuña.

Al otro, el muelle, el puerto deportivo, las playas de Poniente y, más lejos, las siluetas bicolores de los buques graneleros y las grúas navales.

Y de frente, el mar y su ancho horizonte.


Eduardo Chillida Juantegui nació en San Sebastián en 1924. Está considerado como uno de los más grandes escultores de la segunda mitad del siglo XIX. Ha recibido los más importantes galardones, incluido el Príncipe de Asturias de las Artes en 1987.
Sus obras han sido acogidas por los más prestigiosos museos del mundo y definen hoy, en Gijón, el paisaje de ciudades tan diversas como Frankfurt, Helsinki, Dallas, París, Houston, San Sebastián, Düsseldorf o Berlín.

El 19 de agosto de 2002 falleció en su casa del Monte Igueldo en San Sebastián.

Os recomiendo un paseo relajado en buena compañía y si es con día soleado mucho mejor. A mí me sirve para bajar el nivel de estrés. 

¿Ya lo habéis visitado?

Nos leemos ;)

2 comentarios:

  1. Enhorabuena por la entrada. Queda añadida como enlace en la más visitada de mi blog. De nuevo nuestra ciudad vuelve a unirnos. Habrá que desvirtualizarse algún día ¿no?
    http://posturasanaconser.blogspot.com.es/2012/04/hacer-las-maletas-y-quedarse-en-casa.html

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Ana ;) Estaría genial poder desvirtualizarnos ;) Un abrazo ;)

    ResponderEliminar